Padre nuestro que estas en el cielo

Para las niñas bonitas ...



Hay palabras preciosas
deseando ser oídas.

Hay frases hermosas
que esperan ser escritas.

Hay pensamientos de una tarde,
que antes de ser poemas,
 fueron  mariposas en el aire.

Hay poesías sencillas como palomas
y versos transparentes como cristales.

Hay  historias grandes e insondables
que se tienen por pequeñas y graciosas.

Hay odiseas  tan  breves y tan cortas
que fueron escritas para nadie.

Y hay versos como estos,
simples como jilgueros,
escritos en un momento
para las niñas hermosas
con rosas en el pecho.



 

Volver a la página de inicio de Poesia.es