Soledad!






Entre las hojas secas caídas del otoño
mis pies cansados, arrastran su dolor...
despliego mis alas en soledad;
para sentirme a tu lado
hago mil versos hasta crear una canción.

Cuando la lluvia cae, moja sin preguntar,
la guitarra... llora triste melodía;
las rodillas se doblan al clamar
buscando en el aire entender la soledad...

Me has dejado abatida
en mis sueños y fantasías...
provocando una certera estocada a mi alma
con el desdén de tu partida.

Dejaste mis labios desiertos de tus besos,
aun así, puedo amarte en lo imposible;
aunque pase el tiempo, esperaré
porque te amo en la distancia de mi vida.

Te adoro en cada noche que te sueño,
te siento... no me importa que no estés,
serás mi amor a cada instante
déjame en sueños besar tus labios otra vez...